CALIFATO DE CÓRDOBA A TRAVÉS DE LA LITERATURA


El Califato de Córdoba de los Omeyas vivió un periodo de esplendor cultural durante el siglo X de la mano de Abd al-Rahman III y de Al Hakam II. El primero levantó a las afueras de Córdoba el palacio Medina Azahara, cuyo embrujo arquitectónico reflejaba la grandeza del califato. Su reinado fue el más fascinante de la Hispania islámica, erigida en la cabeza de del reino más poderoso de Occidente del momento. El reinado de Al Hakam II fue continuista de su predecesor, convirtiendo a Córdoba en el gran foco cultural del momento, destacando su enorme biblioteca. Tras ellos, Almanzor se dedicó a promover expediciones militares.

Este periodo de máximo esplendor político, cultural y militar del Califato cordobés fue elogiado y añorado, entre otros muchos, por los poetas contemporáneos Abulbeca de Rond o Ibn Darray, el historiador Ibn Idari, o el literato del siglo de Oro español Luis de Góngora.

CALIFATO DE CÓRDOBA A TRAVÉS DE LA LITERATURA